EMBAJADA DE LA FEDERACIÓN DE RUSIA EN LA REPÚBLICA DE COSTA RICA

EMBAJADA DE LA FEDERACIÓN DE RUSIA
EN LA REPÚBLICA DE COSTA RICA

Moscú: 05:57
San Jose: 20:57

Recepción con motivo del Día del Diplomático Ruso

Recepción con motivo del Día del Diplomático Ruso

El 21 de febrero en la Embajada de Rusia se llevó a cabo la recepción oficial con motivo del Día del Diplomático Ruso, así como terminación de la misión en Costa Rica del Embajador Extraordinario y Plenipotenciario Alexander Dogadin.

En el evento participaron el Ministro de la Presidencia de Costa Rica Señor Rodolfo Piza, Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica Señor Manuel Ventura Robles, dirigentes de varias direcciones generales de la Cancillería, diputados de la Asamblea Legislativa, representantes de ministerios e instituciones del país, cuerpo diplomático, egresados de universidades rusas, compatriotas rusos.

En su discurso el Embajador de Rusia contó brevemente sobre la historia de fundación del Día del Diplomático Ruso, prestó atención a la importancia creciente de la diplomacia en condiciones de ambiente internacional complicado, subrayó el carácter progresivo de las relaciones tradicionalmente amistosas entre Rusia y Costa Rica, compartió su impresión sobre cinco años de su estadía en el país, agradeció a los colegas costarricenses por el trabajo conjunto interesante y fructífero.

El Ministro de Relaciones Exteriores y Culto de Costa Rica Señor Manuel Ventura Robles en su discurso subrayó, que para su país, la cual no tiene fuerzas armadas y de una manera consecutiva aboga por la paz y buena vecindad, la diplomacia efectiva tiene significado especial, garantiza la soberanía del país, protección de sus intereses nacionales y alto prestigio en la arena internacional. Señor Manuel Ventura habló de manera positiva sobre el estado de las relaciones bilaterales, se expresó a favor de la ulterior profundización multiaspectual de las mismas. El Ministro cálidamente agradeció al Embajador por los años del trabajo fructífero en Costa Rica y le deseó todo lo mejor.

 

Discurso del Embajador Alexander Dogadin:

 

¡Estimado Señor Rodolfo Piza!

¡Estimado Señor Manuel Ventura!

¡Estimadas/os diputadas/os de la Asamblea Legislativa, miembros del gobierno, jefes de misiones diplomáticas acreditadas en Costa Rica!

Estimadas invitadas/estimados invitados!

Les doy la más calurosa bienvenida y al mismo tiempo les agradezco sinceramente por aceptar la invitación a festejar hoy con nosotros el Día del funcionario diplomático de Rusia, que se celebra anualmente en la Federación de Rusia. Segundo motivo es modesto y se trata de la inminente finalización de mi misión en este hermoso país.

En la ex Unión Soviética, cuya sucesora es la Federación de Rusia, a lo largo de los años se ha establecido una tradición notable que ya hemos adoptado en tiempos modernos. De acuerdo con esta tradición, se celebraron ampliamente y festivamente fiestas profesionales de los gremios de una amplia variedad de respetadas profesiones, tales como de los funcionarios del Ministerio de seguridad pública,de trabajadores agrícolas, médicos y maestros, mineros – la lista es larga. A pesar de esto a lo largo de muchos años nosotros, los diplomáticos, hemos estado fuera de esta fiesta de la vida. Esta injusticia se terminó cuando un día feliz las autoridades del Ministerio decidieron gestionar ante el Gobierno Federal del país para que reconocieran nuestros méritos y establecieran una fiesta profesional correspondiente. Como resultado de las decisiones consecuentes desde entonces el 10 de febrero es la Fecha oficial del Día del Funcionario Diplomático, que se celebra anualmente a partir de 2002, cuando se emitió el Decreto del Presidente de la Federación de Rusia.

¿Por qué el 10 de febrero? Este día del remoto año 1549 apareció en los manuscritos la primera mención más antigua de así llamado “Departamento de Embajadas” - el primer órgano oficial de Rusia encargado de mantener relaciones extranjeras y que existía en los tiempos de monarca ruso Iván el Terrible. Es decir Iván el Terrible es padre del Servicio diplomático de Rusia. Sin embargo esto no significa que somos terribles. Aunque sí somos con los enemigos de la raza humana, fuerzas oscuras y terroristas de toda índole. Pero somos siempre amigables con la gente de buena voluntad, amantes de la paz y el progreso.

La historia de la diplomacia nacional es aún mucho más antigua y se remonta al primer acto bilateral icónico del siglo IX, el tratado sobre “la paz y el amor”, con el Imperio Bizantino de 860. Como resultado de la firma de este documento bilateral Rusia recibió por primera vez el reconocimiento internacional.

Desde la creación del Estado de Rusia unificado, uno de los objetivos permanentes de la política exterior del país ha sido la búsqueda de la participación plena en el escenario internacional, la prevención del aislamiento. Esta aspiración fue la principal fuerza motriz de la formación y el desarrollo posterior y el perfeccionamiento del Servicio diplomático nacional.

El Servicio de política exterior de nuestro país se enorgullece de su rica historia y logros serios. La diplomacia rusa ha sido reconocida desde hace mucho tiempo por sus tradiciones, entre las que me gustaría destacar principalmente el mantenimiento de una alta cultura profesional y la defensa de los intereses nacionales del país.

Los diplomáticos rusos en una fila, junto con los defensores de la patria, lucharon en los frentes de la Gran guerra patria por la independencia de nuestro Estado, sin vacilación dieron sus vidas por la victoria sobre el fascismo. Ya en tiempos de paz, seguimos perdiendo a nuestros colegas que cumplían su deber profesional en los así llamadas "regiones calientes".

En un entorno difícil en el que la seguridad internacional y el estado de derecho se ven sometidos a graves desafíos, los diplomáticos enfrentan tareas importantes. En particular, es necesario defender activamente los principios básicos del derecho internacional y el papel fundamental de las Naciones Unidas, aportar a la formación de un mundo multipolar, lograr la cohesión de la comunidad mundial en la lucha contra la amenaza terrorista. El mantenimiento de la estabilidad estratégica exige una mayor atención, habida cuenta de que el régimen de control de armamentos y no proliferación se enfrenta ahora a un desafío. La Federación de Rusia implementa sistemáticamente un curso multisectorial en su política exterior, que busca actuar vigorosamente en todas las direcciones. Trabajamos constructivamente en las estructuras claves de la gobernanza mundial, en particular las Naciones Unidas y el grupo de los veinte, y seguimos contribuyendo a la solución pacífica de las múltiples crisis y conflictos a base del dialogo político, igualdad de derechos, respeto mutuo.

Nuestra cooperación con Costa Rica es de muchos años y siempre fue franca y sincera. Este país fue el primero en Centroamérica en establecer relaciones diplomáticas con nosotros. Se desarrolla de manera progresiva y productiva el diálogo político bilateral, las relaciones culturales se profundizan constantemente, el intercambio estudiantil está creciendo, Costa Rica se abre paso a paso para el turismo ruso. Se nota la voluntad de ambas partes en el aumento del comercio bilateral, las empresas rusas y los hombres de negocio muestran gran interés hacia los proyectos impresionantes del gobierno de Costa Rica en tales esferas como la infraestructura vial y la energía renovable.

Una etapa importante en las relaciones bilaterales fue la terminación del trabajo conjunto sobre la conclusión del Acuerdo sobre la supresión mutua de visas para los viajes de ciudadanos rusos y costarricenses. Sin duda, este Acuerdo va a contribuir a la ampliación ulterior del intercambio en la esfera económica y comercial, en el campo humanitario. Esperamos que muy pronto los ciudadanos costarricenses podrán visitar nuestro país libremente, sin solicitar visas.

El año pasado Rusia exitosamente organizó la Copa mundial de la FIFA y esta fiesta internacional hizo verdadero aporte para el avance en nuestras relaciones y aún más acercamiento de las dos Naciones. Los costarricenses han podido asegurarse de que nuestro país esté abierto a los amigos y de que las oportunidades sean amplias para el turismo, el negocio, la ciencia y los estudios.

Regresando a nuestras relaciones bilaterales hay que admitir, que Costa Rica obviamente tiene sus enfoques propios en la esfera internacional, pero consideramos, que el hecho aún más importante es la coincidencia de nuestras posiciones en las cuestiones fundamentales de agenda mundial. Defendemos juntos de manera coherente y firme la necesidad de respetar los principios del derecho internacional y la no injerencia en los asuntos de otros Estados, protegemos los derechos humanos, luchamos por la seguridad ambiental, exhortamos a la intransigencia de las manifestaciones xenófobas, hablamos en voz alta de los peligros del terrorismo internacional y del tráfico de drogas.

Estoy convencido de que esta convergencia de opiniones es una base sólida para seguir desarrollando el diálogo político bilateral, realizar las acciones conjuntas en las principales plataformas internacionales.

Señoras y Señores!

Como he dicho anteriormente, el segundo tema de este mensaje es más modesto, pero para él quien habla es importante. Festejando junto con Ustedes nuestra fiesta profesional quisiera aprovechar su grata participación en este evento protocolar que es final de mi misión para decir a todos Ustedes tan queridos y respetados “hasta la vista”. Mi esposa Irina y él quien habla hemos vivido en esta hermosa tierra casi 6 años felices y llenos de cordiales impresiones. No les decimos “adiós” sino “hasta luego” porque abrigamos la esperanza de visitar una vez más esta bendita tierra y volver a abrazar una y otra vez a sus amigos quienes son numerosos al pasar esos 6 años.

En el transcurso de esos 6 años Irina y yo hemos tenido tiempo para conocer muchos lugares en este País que no es muy grande pero de enorme corazón. Amamos Costa Rica, su formidable naturaleza, flora y fauna, las costumbres, acervo cultural, y desde luego su tesoro capital - la gente bondadosa, digna, laborioso y talentoso. Le aseguro que después de nuestra llegada a Moscú los Ticos obtendrán sus embajadores de buena voluntad.

Es imprescindible poner énfasis en las relaciones muy constructivas, amistosas y de entendimiento mutuo con todas las autoridades del País. Agradezco sincera y profundamente la cúpula directiva y, los jefes de los departamento, los expertos, todo el personal del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto con el cual por obvia razón he mantenido los contactos constantes y donde he gozado el ambiente benevolente, de cooperación, el apoyo y alto profesionalismo.

Mi agradecimiento especial a los honorables diputados y diputadas de la Asamblea Legislativa con quienes he tenido placer de contactar, a los diputados miembros del Grupo de Amistad “Costa Rica-Rusia”. Muchas gracias, queridos honorables por su sincero deseo de promover más las relaciones costarricense rusas, el aporte concreto  y de alto aprecio al afianzamiento de la cooperación y amistad entre nuestros países.

Quiero agradecer también a mis excelentísimos colegas embajadores acreditados ante el Gobierno de Costa Rica, a todos los miembros del cuerpo diplomático en San José. Siempre gozaba de su alto profesionalismo, amistad y solidaridad gremial.

Saludos cordiales y agradecimiento a los Consejos Municipales y Alcaldías de Quepos, Naranjo, Alajuela por los sentimientos de amistad hacia esta Embajada y la disponibilidad de establecer las relaciones de amistad y hermandad con las ciudades en Rusia.

Siempre durante todo el período de mis funciones han estado con la Embajada nuestros queridos copaisanos. Esta importante diáspora, su Consejo Coordinador gracias a su patriotismo y multifacéticas talentos hace buen apoyo a la presencia cultural de Rusia en el País, celebraciones de las fechas conmemorables.

Muchos saludos a los egresados de las Universidades de la Ex-Unión Soviética y de Rusia. Les agradezco por su ayuda, gratos recuerdos, los  sentimientos sinceros de nostalgia y amor hacia nuestra Patria común.

Queridos amigos. Les deseo a todos y a cada uno aquí presentes, así como a los amigos y colegas que no han podido atender la recepción de hoy por algunas razones mucha felicidad, buena salud, prosperidad y paz en sus hogares.

¡Gracias mil y pura vida!

 

Discurso del Ministro Manuel Ventura Robles:

 

Agradezco a la Honorable Embajada de Rusia y al excelentísimo señor embajador la invitación que se me ha formulado para participar en esta celebración y dirigirles unas palabras.

Valoro mucho la idea de dedicar un día especial al diplomático. Como es del conocimiento de toda persona que trabaja en esa función, muchas veces la actividad diplomática se conoce poco y se comprende menos. Todavía hay personas que parecen considerar que el diplomático gana sueldos astronómicos, viaja a su gusto por lugares hermosos y vive en un mundo de recepciones y ceremonias, sin demasiadas responsabilidades. Esas opiniones han ido cambiando, pero es necesario seguirlas combatiendo, y lograr que las personas no solo sepan más de lo que se realiza en el campo diplomático, sino que además lleguen a comprender lo vital que puede ser.

El diplomático es un protector y un guardián de la paz, ya que precisamente el objetivo fundamental de su actividad está en evitar que los pueblos diriman discrepancias mediante el recurso a la violencia. Pero es mucho más que eso: es un constructor de buenas relaciones, de confianza, de solidaridad.

Si algo ha cambiado fundamental en la diplomacia después de la Segunda Guerra Mundial ha sido precisamente el papel tan notorio que le ha correspondido a la cooperación. Todos tenemos algo que dar y algo que necesitamos recibir, e indudablemente en los lazos de la cooperación para el desarrollo se logra edificar entendimiento y simpatía con mucho éxito. Y esto ha significado además, una gran ampliación de los campos sobre los que versa la diplomacia, que hace mucho dejó de ser una cuestión de alianza, fronteras y matrimonios regios. En los últimos años, además, en un mundo intensamente conectado en todas sus formas, la Diplomacia se ha redimensiona al tener que utilizar las herramientas facilitadas por la tecnología de la información, en las interacciones de los actores nuevos y tradicionales. Enel mismo sentido, mientras que el diplomático clásico era ante todo un agente entre gobiernos, el de hoy tiene que interactuar con organizaciones no gubernamentales, empresas y muchos otros actores no tradicionales.

Por otra parte, la intensa proyección multilateral de la diplomacia en los últimos cien años y especialmente los decenios más recientes, han hecho que la actividad del diplomático en los organismos internacionales sea tan importante como la desarrollada en el plano bilateral, y a veces incluso más. Lo mismo cabe decir de las instituciones de integración, que han tenido éxito en variadas regiones del mundo.

De allí que el diplomático de la actualidad requiere cada vez mayor versatilidad, mayores dotes negociadora y mayor capacidad para comprender las motivaciones y acciones de los demás y ponerse en su posición.

Sabemos que desde hace ya varios siglos, Rusia ha contado con grandes diplomáticos, y que incluso partió de Rusia, durante el reinado del zar Nicolás II, la idea de crear una corte permanente en Europa para resolver pergencias entre los países. También fue Rusia la que por primera vez designó a una mujer como jefa de una misión diplomática permanente. Y en épocas recientes para funcionarios de la Cancillería costarricense, ha sido muy valioso poder participar en Moscú en cursos que ofrece el Ministerio de Relaciones Exteriores de la Federación de Rusia para diplomáticos latinoamericanos.

Costa Rica ha tenido una actividad diplomática significativa, a pesar de sus reducidas dimensiones territoriales y demográficas. Nuestro Ministerio recuerda con orgullo a su primer agente diplomático, don Mariano Montealegre; a su primer canciller, don José María Castro; al diplomático costarricense por excelencia, don Manuel María de Peralta; a su primera mujer diplomática, doña Yvonne Clays; a su primera embajadora, doña Ángela Acuña y a muchas otras personas que han servido con honor y distinción en este campo.

Para un país como Costa Rica, que no tiene fuerzas armadas, la actividad del diplomático es hoy esencial para la defensa y promoción de los más elevados intereses nacionales. Ha sido en mucho gracias a la acción de sus diplomáticos que la voz del país ha logrado una posición cualitativamente destacada en foros internacionales en temas relacionados con los derechos humano, la paz o el desarme, especialmente en la dimensión multilateral. Sin embargo, existen muchas limitaciones, de persa índole, que es prioritario tomar en cuenta para tratar de mejorar en todo lo que sea posible. Una de las acciones que ahora está realizando el Gobierno de la República es la de preparar cambios en la normativa que rige al servicio diplomático costarricense, con el objeto de contar con instrumentos actualizados y adecuados para el efectivo desempeño de la función.

Señor embajador, señoras y señores:

Desde sus milenarias raíces, la diplomacia ha tenido como uno de sus componentes esenciales e inevitables la despedida. Pero hay ocasiones en que ese adiós, esa partida, produce un auténtico sentimiento de pesar y deja un notorio vacío, no sólo entre los colegas sino también en las autoridades del Estado receptor.

Costa Rica ha tenido en nuestro distinguido anfitrión un interlocutor responsable y serio, muy bien informado y caracterizado además por un excelente conocimiento del idioma español. Por ello hemos recibido con pesar la noticia de su próxima partida y le deseamos mucha ventura personal y profesional. Agradecemos mucho sus empeños por acercar a nuestros países y lo mucho que ha contribuido a que los costarricenses conozcamos mejor a Rusia, especialmente durante los tiempos del Mundial, aunque a nuestros equipos no les fuera tan bien como hubiéramos querido Esperamos que su estadía en Costa Rica le haya sido grata y que conserve un recuerdo afectuoso de esta tierra y sus gentes.

Muchas gracias.

Back 26/02/2019

Nuestra dirección

San José, Barrio Escalante, 100 m Norte y 150 Este de la Iglesia Santa Teresita
Tel.: (506) 2256-91-81, 2221-16-39
Fax: (506) 2221-20-54
Mob.: (506) 8915-9083
E-mail: rusemb.costarica@mail.ru

Teléfono para los casos de emergencia (24 horas, para ciudadanos de Rusia) +(506) 8828-9722

Поиск по сайту